“Mi primer empleo fue en la SONAP, fundada en Portugal por el gallego Manuel Boullosa, personaje histórico a nivel mundial”

Empresario, asesor, gestor y emprendedor, pero sobre todo filántropo y entusiasta del sector social. La labor de José Aser Castillo Pereira en Portugal está muy relacionada con el petróleo y las energías durante la jornada laboral, y con la protección y la beneficencia durante toda la semana, en su faceta más personal e íntima. El fundador de la empresa Aserpetrol es además presidente de la Sociedad Española de Beneficencia -entidad histórica con sede en Lisboa- y de la Asociación de Empresarios Gallegos desde su constitución, hace 22 años. Aunque nació en la capital portuguesa, es originario del municipio pontevedrés de A Cañiza, en el que conserva casa familiar y al que sigue viajando muchos fines de semana del año y en períodos de vacaciones. Su abuelo Avelino Castillo emigró a Portugal desde A Cañiza y regentó una tienda de comestibles en Avenidas Novas. Los padres de José Aser Castillo cogieron el relevo en el negocio familiar y se jubilaron cuando el protagonista de esta entrevista se graduó como ingeniero químico, en una época en la que los estudios universitarios de los hijos requerían grandes sacrificios y esfuerzos para toda la unidad familiar. El impulsor de la Asociación de Empresarios Gallegos de Portugal (AEGAP) tiene un denso currículum en el sector energético, en el que ejerció como director general comercial de Galp y como consejero delegado y director general de Repsol Portugal. Además, fue consejero del Puerto de Sines y de conocidas empresas del país.

Texto: Javier de Francisco ©

 Usted es originario de A Cañiza, pero ha desarrollado su trayectoria profesional en Portugal. ¿Se estableció en el país porque emigraron previamente sus padres?

 El primero que emigró fue mi abuelo paterno, le siguió mi padre y mi madre por el vínculo matrimonial. Yo nací en Lisboa, pero los lazos con Galicia siempre fueron muy fuertes porque pasaba largas temporadas en la aldea de mis padres, en el Ayuntamiento de A Cañiza.

 ¿Se formó como ingeniero químico en España o en Portugal?

 Después de estudiar en el Instituto Español de Lisboa hice la equivalencia de los estudios para Portugal e ingresé en la Escuela de Ingenieros, en el Instituto Superior Técnico de Lisboa, donde me formé como ingeniero químico industrial.

 Antes de fundar su propia consultora, Aserpetrol, ¿en qué sectores y empresas trabajó?

 Mi primer empleo en el área empresarial fue en Sociedade Nacional de Petróleos (SONAP), empresa de un gallego de Caritel (parroquia de Pontecaldelas, en la provincia de Pontevedra), Manuel Cordo Boullosa. En un libro del que soy coautor y que se titula “65 anos de Petróleo em Portugal- Uma historia de Intereses de Acçao e de Progreso”, en el capítulo que escribí bajo el título de “A Sonap no Comercio e Industria Petrolíferos” hay un apartado dedicado a don Manuel Boullosa. Él fue un personaje muy importante en la industria petrolífera de Portugal, pero también a nivel mundial, pues llegó a ocupar una posición relevante en la multinacional francesa Total. Volviendo a mi trayectoria, con el 25 de Abril la empresa SONAP fue nacionalizada y pasó a constituir Petrogal (actualmente GALP), en donde ocupé varios cargos incluyendo el de director general comercial. Fui consejero en el Puerto de Sines y consejero delegado y director general en Repsol Portugal; también he sido consejero en otras empresas. Resumidamente se puede decir que trabajé particularmente en el sector de los combustibles y de la petroquímica. Aserpetrol es una empresa de consultoría en el área de energía.

 ¿Quiénes son los principales clientes de Aserpetrol? ¿Qué servicios presta?

 La mayor parte de los clientes de Aserpetrol pertenecen al sector de la distribución, operativo y venta de productos petrolíferos. La actividad principal es prestar asesoramiento a empresas que venden combustibles, como por ejemplo áreas de servicio. Entre los clientes se encuentran compañías petroleras, como es el caso de la empresa estatal de Mozambique.

 En el caso concreto de las áreas de servicio, ¿en qué consiste el asesoramiento que buscan a través de su experiencia profesional?

 Los trabajos que realizo con mayor frecuencia están relacionados con reestructuraciones de gasolineras y con la gestión dentro del negocio de la distribución, si bien la asesoría siempre se limita a los combustibles, y no abarca otros ámbitos.

 ¿Tiene clientes en Galicia y en otras zonas de España?

 Los clientes de Aserpetrol son fundamentalmente de Portugal y de Madrid, aunque como acabo de comentar también he realizado trabajos para Monzambique.

 Ya en el ámbito del asociacionismo, ¿desde qué año preside la Asociación de Empresarios Gallegos de Portugal?

 Desde el año que se constituyó por escritura pública, en 1994.

 ¿Cuántos socios tiene actualmente el colectivo y cuántos ha llegado a tener en su época de mayor esplendor?

 Actualmente tiene 32 socios, pero antes de la crisis la Asociación de Empresarios Gallegos de Portugal llegó a los 60 asociados y con conexión a la Asociación eran aproximadamente 100.

 ¿Qué proyectos o actividades están impulsando actualmente (o a medio plazo) desde la Asociación de Empresarios Gallegos de Portugal?

 Hace varios años, pero más acentuadamente en los últimos cuatro, que la economía portuguesa mantiene el proceso de corregir los desequilibrios macroeconómicos acumulados en las últimas décadas. Cuando parecía que Portugal recuperaría gradualmente la actividad, la desconfianza regresó y todos los indicadores económicos confirman un futuro poco risueño que ya se siente a nivel de inversiones. Este entorno económico que presenta muchas fragilidades y elevados riesgos, condiciona la actividad de AEGAP. Actualmente pretendemos concretar los proyectos de dos empresarios que desean invertir en Galicia; organizar una feria de productos alimentarios y vinícolas gallegos en Lisboa; apoyar a los empresarios portugueses que deseen conocer el mercado gallego o establecerse en Galicia; colaborar en el proceso de internacionalización de la economía gallega realizando conferencias u otro tipo de actividades y gestionando oportunidades de negocio para la diáspora gallega empresarial en Angola, Mozambique y otros países con asociaciones congéneres a AEGAP; y continuar a apoyar a los empresarios con dificultades económicas. Portugal por su pequeña dimensión y por su cercanía a Galicia es un país excelente para iniciar la internacionalización de las empresas gallegas.

 Esas dos inversiones de empresarios portugueses que están tutelando desde la Asociación que usted preside, ¿en qué fase se encuentran y a qué sectores están enfocadas?

 Están relacionadas con el sector agrícola, una de ellas directamente con la producción. Ya desarrollan esta actividad en Portugal y es una firma creada aquí por gallegos. He de decir que ambas operaciones ya estuvieron más avanzadas de lo que se encuentran ahora mismo. A veces este tipo de proyectos se inician, pero luego surgen recelos por la situación económica; hoy en día las cosas no están nada fáciles. Los inversores tienen cierto miedo y más cuando la parte bancaria salió tan mal en Portugal en los últimos años. El anterior Gobierno había bajado los impuestos a las empresas, pero el actual ya no, así que las reglas de juego van cambiando. Como decimos en Portugal, gato quemado tiene miedo.

 El sector inmobiliario siempre ha sido el más recurrente en las inversiones cruzadas entre empresarios gallegos y portugueses. Con la crisis se frenaron, ¿pero detecta que ahora vuelve a existir interés por este tipo de operaciones?

 En efecto, tradicionalmente el sector inmobiliario siempre ha captado inversiones en ambas direcciones. Muchos empresarios portugueses han invertido en promociones realizadas en Galicia, pero hoy ya no interesan. Es cierto que en Portugal el negocio inmobiliario comienza a recuperarse, pero lentamente. Antes de la crisis, en la Asociación nos preguntaban con cierta frecuencia sobre posibilidades para invertir en Galicia. Hemos acompañado a muchos empresarios portugueses y hemos hecho lo mismo en sentido contrario, cuando los gallegos querían realizar negocios inmobiliarios en Portugal. Hace años la mayoría de las operaciones que buscaban aquí los empresarios de Galicia eran de la parte inmobiliaria y algo de hoteles, primeramente en la zona del Algarve y después sobre todo en el área de Lisboa. Digamos que las inversiones de capital gallego siempre han sido más constantes en la zona de la capital portuguesa. Pero ahora hay interés por más sectores. En el caso del turismo, en Portugal va muy bien y esperemos que dure por mucho tiempo así, ya que es de una gran ayuda para la economía de todo el país.

 Y los empresarios gallegos que llevan décadas establecidos en Portugal o que incluso han nacido en ese país, ¿a qué sectores se dedican fundamentalmente? ¿Hay empresas fundadas por gallegos que sean líderes o grupos fuertes en su respectivo sector? ¿Cuáles?

 Los empresarios gallegos en Portugal abarcaban prácticamente todas las actividades: comercio, industria, petroquímica, metalúrgica, etcétera, teniendo en algunas de ellas posiciones importantes. Actualmente están presentes principalmente en la hotelería, restauración, promoción inmobiliaria, construcción civil y consultoría, pero en todo caso sin el apogeo de antes. La crisis fue enorme, cuatro bancos dieron en quiebra, y esta situación afectó al empresario de una forma general.

 ¿En AEGAP se sienten lo suficientemente acompañados desde Galicia (por las asociaciones de empresarios provinciales y autonómica, por la Xunta de Galicia, por los bancos...) a la hora de poner en marcha sus proyectos e iniciativas, o se ven forzados a ir por libre y a tener una operativa sin sinergias con otros colectivos y entidades gallegas?

 Existe apoyo desde la Xunta de Galicia a través del IGAPE, que fomenta la creación de empresas en Galicia. La mayor dificultad es la falta de emprendimiento, lo que en Portugal llamamos emprendedorismo, que salvo raras excepciones, el gallego de Portugal perdió. De todos modos creemos que la iniciativa del gallego, en cuanto la recuperación del país sea una realidad, volverá.

 Muchos de los empresarios de origen gallego que han triunfado en Portugal emigraron de niños o incluso nacieron ya en Portugal, pero muy pocos lo hicieron emigrando directamente desde Galicia para emprender en ese país. ¿Es todavía un mercado difícil para el empresario gallego?

 Es un mercado distinto al español y a veces se hace difícil porque no siempre se entiende la mentalidad del pueblo portugués. Los gallegos tienen ventaja en relación a los empresarios o profesionales del resto de España porque el pueblo portugués tiene un cariño especial por los gallegos; en realidad su presencia en Portugal se remonta a su independencia y los gallegos tuvieron una importante participación en la vida portuguesa. Por otra parte, el gallego siempre fue considerado como una persona fiel, honrada y discreta, como un trabajador puntual y serio, y como un buen emprendedor, lo que le granjeó una simpatía fraternal y una admiración especial.

 Usted también preside la Sociedad Española de Beneficencia. ¿Cuál es el cometido social de esta institución? ¿Qué servicios presta y a cuántas personas atiende anualmente? ¿Un porcentaje elevado de sus usuarios son gallegos?

 La Sociedad Espanhola de Beneficencia (SEB) fue fundada en 1937 por un grupo de españoles con la finalidad de ayudar a los hijos de los españoles emigrantes o exiliados más carentes de recursos. Con la fundación del Instituto Español de Lisboa el trabajo dirigido a los niños, por seis monjas de la Orden de la Caridad de San Vicente de Paul, fue sustituido por una mayor atención a la tercera edad. Las monjas dejaron la residencia en el año 2008. La residencia clasificada con la categoría de Institución Pública de Solidaridad Social, tiene como objetivo preferente el auxilio en Portugal de ciudadanos españoles, así como en función de sus capacidades y disponibilidades, apoyar a otras personas. La capacidad actual de la residencia es de 43 usuarios, hombres y mujeres, previéndose a corto plazo también el apoyo domiciliario. Actualmente están en la residencia seis gallegos.

  

 

 

Entrevistas