Fundador de la empresa No Sólo Dulce, distribuidora exclusiva de Lacasa y Mauri, y especializada en regalo promocional y merchandising

De su empresa de Barcelona salen los bombones de cortesía del BBVA y Ferrovial, y los caramelos de varias aerolíneas

El empresario ourensano Manel Gómez lleva 47 años ofreciendo ideas originales e innovadoras a grandes grupos empresariales y a empresas de todo el país cada vez que emprenden una campaña publicitaria o de merchandising. Su firma barcelonesa No Sólo Dulce estructura su actividad en dos líneas de negocio: dulcería y regalo promocional. Es distribuidor exclusivo de Chocolates Lacasa y de Mauri, y también cuenta con licencia oficial de otras conocidas marcas como Lacasitos, Conguitos y Bombones Uña. Entre otros productos, su empresa suministra los bombones personalizados del BBVA y de Ferrovial, además de otros artículos publicitarios. También los caramelos de “la Caixa” y Air Europa, los Lacasitos, piruletas y caramelos que reparte el PP en las campañas electorales, y hasta las camisas, cazadoras y otros regalos promocionales para Mapei en el Mundial de Ciclismo de Ponferrada.

Texto: Javier de Francisco © 

El fundador de No Sólo Dulce, Manel Gómez, es un ourensano afincado en Cataluña, con casi cinco décadas de experiencia en el sector de la dulcería y del regalo promocional. Emigró con sus padres y hermanos desde Vilanova de San Pedro de Gabín (municipio de Montederramo, en la provincia de Ourense) cuando tenía dos años, y a la edad de 14 ya trabajaba en Caramelos Mauri. En esta conocida firma, en la que fue gestor de compras, permaneció durante 30 años, hasta que en 1999 optó por constituir su propia empresa.

De sus primeros tiempos en Barcelona recuerda que “fueron muy duros. Mis padres emigraron a Cataluña hace 65 años y tuvieron que hacerlo en dos ocasiones, ya que después de unos años de residencia se vieron obligados a regresar a Galicia, en donde nacieron mis hermanas, y volvieron más tarde para dedicarse a oficios tan duros como la construcción y la limpieza”.

Al igual que en el caso de sus padres, el esfuerzo personal y el afán de superación también marcaron la trayectoria profesional de Manel Gómez. En Mauri descubrió los secretos de un sector prácticamente desconocido en España en los años sesenta, pero que eclosionó desde los ochenta cuando se instaló en las multinacionales y en las grandes empresas del país, en plena moda del merchandising.

Como gestor de compras en Mauri asesoró y puso su talento al servicio de cientos de empresas que buscaban ideas originales para sus campañas de marketing y para sus regalos corporativos. Desde hace 16 años, Manel Gómez pilota su propio negocio: “En Mauri estaba muy bien, pero cuando fue vendida a Lacasa consideré que era el momento de establecerme por mi cuenta. Y nunca me he arrepentido. Creo que la única pena es no haber empezado antes el proyecto. Hoy seguimos siendo distribuidores en exclusiva de Chocolates Lacasa en producto personalizado, y también de la marca Mauri, lo que demuestra que las relaciones siguen siendo excelentes”, precisa Manel Gómez.

 

Descenso del regalo promocional

 

 

Las dos líneas de negocio en las que está especializada No Sólo Dulce han vivido comportamientos casi opuestos en los últimos años, por efecto de la crisis. El sector del regalo promocional ha caído a niveles mínimos, mientras que la dulcería ha registrado descensos de demanda mucho menos acusados: “Lo que ocurre con el regalo promocional es que las empresas, en general, lo han suprimido porque perciben que es incompatible con los EREs, con los despidos y con la situación generalizada de crisis. El regalo no concuerda con esa nueva realidad”, explica el empresario ourensano.

Hace siete años, su firma generaba el 50% de los ingresos con la línea de dulcería y el otro 50% con el merchandising y regalo promocional. Entonces la sociedad facturaba tres millones de euros y tenía nueve empleados en las oficinas comerciales situadas en plena ciudad de Barcelona, cerca del Paseo de Gracia.

Sin embargo, en la actualidad el 80% proviene de la dulcería y el 20% del regalo promocional, con unos ingresos totales de un millón de euros. La plantilla ha pasado a cuatro empleados. Manel Gómez prevé que este año regresen los crecimientos de facturación, con una subida del 15 al 20%.

No Sólo Dulce, dedicada a la gestión integral de todo tipo de regalos, artículos publicitarios y merchandising para empresas (desde los tradicionales bolígrafos, agendas, gorros o camisetas hasta memorias USB, cargadores de baterías, relojes y palo selfies), tiene clientes en toda España y las comunidades en las que logra mayor volumen de facturación son -por este orden- Madrid, Cataluña, Andalucía, Valencia y Murcia. En Galicia, en donde llegó a sumar 25 clientes, suele participar en campañas del Concello de Vigo, Faro de Vigo, Adolfo Domínguez y Caramelo.

Entre otras promociones se ha responsabilizado -o se responsabiliza actualmente- de productos como los bombones personalizados de BBVA y del grupo Ferrovial, además de otros regalos promocionales; de los caramelos etiquetados con el nombre de “la Caixa”, Air Europa o en su día Caixa Galicia; de los obsequios, gorras, pelotas de tenis y llaveros -entre otros artículos-, para el trofeo de tenis Conde de Godó, ahora denominado Barcelona Open Banc de Sabadell, o para el Mundial de Natación del 2013; así como para este 2015 de los Lacasitos, piruletas y caramelos que el PP llevará en sus mítines por todo el país.

Uno de los proyectos a corto plazo del empresario Manel Gómez consiste en la disponibilidad de un delegado comercial, compartido con Chocolates Lacasa, en las principales comunidades españolas. El objetivo es aprovechar la recuperación económica para impulsar las ventas y para captar nuevos clientes en el segmento del regalo promocional.

  

 

 

Entrevistas