Periodista de Informativos Telecinco

“ No me imponen los directos; los disfruto e intento que cada uno sea especial”

Uno de los rostros más entrañables y familiares de los informativos del Fin de Semana de la cadena española Telecinco es el de Rosa Conde, periodista ourensana -es originaria de Melón, en la comarca de O Ribeiro- con exitosa trayectoria en Madrid. Su forma de ejercer el Periodismo se identifica rápidamente y se percibe claramente al otro lado de la pantalla, en el del telespectador: “Disfruto cada directo e intento que cada uno sea especial, y que quien esté en su casa levante la cabeza y quiera seguir viéndolo”, confiesa. Acostumbrada al ritmo frenético de acumular 40 horas de trabajo en tres días -de viernes a domingo-, señala que sus peores momentos en la profesión han sido tener que contar y narrar “las tragedias, la muerte, el dolor y el sufrimiento. Me impactaron el 11M, todos los atentados, el drama de las guerras, de los refugiados… pero también empatizo con los “pequeños dolores”, con los que no acaparan tantos titulares, pero que también causan lágrimas”, revela.

Y en el otro lado de la balanza, en el de las buenas noticias y el de los momentos que dan aliento a toda una carrera profesional, permanece en su recuerdo el día que consiguió “conocer, abrazar” y recibir el reconocimiento de uno de sus grandes ídolos desde la infancia, Alejandro Sanz. Para Rosca Conde también es imborrable el premio que le concedió en 2013 la Asociación de Profesionales de Radio y Televisión de la Comunidad de Madrid, al distinguirla con la Antena de Plata en la categoría de televisión.

En la entrevista concedida a Galiciaexterior.com, la periodista ourensana de los Informativos del Fin de Semana de Telecinco nos cuenta que su proyecto para esta temporada es “seguir disfrutando de trabajar un año más en Telecinco, y ya van 17”. Y también aborda su vinculación familiar y emocional con Ourense: “Regreso poco al hogar. Soy como el turrón, en Navidades y fiestas de guardar. Pero eso sí, yo siempre presumo orgullosa de mi tierra. Es la ciudad donde he nacido y es la ciudad de los míos. Cierto que me he ido, que ya no vivo ahí, pero Ourense siempre habita en mí”.

Texto: Javier de Francisco ©

Formas parte de una excelente generación de periodistas ourensanos con gran trayectoria profesional en Madrid y, casi todos, con formación en la Universidad Pontificia de Salamanca... Es curioso que el triángulo Ourense-Salamanca-Madrid sea casi sinónimo de éxito en la profesión...

"El triángulo del Periodismo”, ¿lo bautizamos, así ? jeje! Bueno, en cualquier caso gracias por incluirme. Salamanca fue sin duda una gran opción para muchos ourensanos que entonces sólo teníamos cerca la Facultad de Santiago. Recuerdo con absoluto cariño mi etapa en la Ponti (Universidad Pontificia de Salamanca) y estoy muy orgullosa de haber estudiado allí. Y Madrid siempre fue mi destino soñado, yo tenía claro que deseaba trabajar aquí, en un Informativo nacional, y soy muy afortunada por haberlo logrado.

En tu caso, tus inicios en prácticas tuvieron lugar en Galicia, pero muy pronto te estableciste en Madrid. ¿Hay mucha diferencia entre el Periodismo que se ejerce en una comunidad y en la otra?

Bueno, en la esencia no, en lo realmente importante NO, porque en cualquier lugar, el Periodismo debe de acercar la verdad, informar, contar historias… y eso no varía estés en un pueblo o en una ciudad. Lo que varía son “las noticias” que das, pero “el buen hacer” debería ser común.

¿Quiénes son o han sido los profesionales más influyentes y que te han apoyado más en tu carrera profesional?

Vaya compromiso, porque hay bastantes compañeros y jefes que me han ayudado y apoyado. No puedo nombrarlos a todos porque seguro que además me dejaba alguno. Pero te voy a dar tres nombres que fueron esenciales, a los que les debo mucho y no puedo estar más agradecida. Luis Fernández, porque gracias a él entré como becaria en Madrid, en Informativos Telecinco. Una historia increíble, de esas que nunca he contado, sólo te diré que le abordé en una conferencia en la Ponti y … hasta ahí puedo leer. Pedro Piqueras y Eva Triviño, porque también creyeron en mí y a ellos les debo, desde que llegaron a Informativos Telecinco, formar parte de este equipo. Otra larga historia y de esas que una se guarda para sí.

Tienes la capacidad de realizar el trabajo de reportera con una soltura y con una forma de comunicar muy amable y personal. ¿No te imponen en absoluto los directos, ni siquiera en un canal de gran audiencia como Telecinco? ¿Cómo se consigue tanto autocontrol en una profesión tan exigente como la tuya?

No, no me imponen los directos, esa es la verdad, los disfruto. Intento que cada uno sea especial, que quien esté en su casa levante la cabeza y quiera seguir viéndolo. Supongo que el autocontrol viene por la formación, me preparé, fui a clases, aprendí, y siempre viendo muchos informativos. Cuando me dieron mi primer directo, estaba en el Matinal, no pasé nervios, y eso que fueron 13 pasos desde el Salón de la Lotería Nacional el 22 de diciembre, imagínate. Pero todo lo contrario, estaba pletórica de que mi editor de entonces, Agustín Hernández, me diese esa gran oportunidad.

De todos los acontecimientos y noticias que te ha tocado vivir en primera persona en todos estos años, ¿cuáles han sido los más difíciles de contar?

Las tragedias, la muerte, el dolor, el sufrimiento, eso sin duda. Evidentemente me impactó el 11M, todos los atentados, el drama de las guerras, de los refugiados, …pero también empatizo con los “pequeños dolores”, con los que no acaparan tantos titulares, pero también causan lágrimas.

¿Y los que recuerdas con especial simpatía o cariño?

Qué difícil también; me cuesta elegir, porque me vuelco con cada repor y en cada uno pongo algo de mí. Pero quizá te diría “Alejandro Sanz”, porque crecí con él, con su música, reí y lloré con sus canciones y conocerlo, abrazarlo y que él te agradezca tu trabajo es emocionante y para no olvidar. Aunque sin duda, el día más feliz fue cuando me concedieron la Antena de Plata, ese reconocimiento de la profesión dio aún más sentido y sensibilidad a todo.

 

¿Tu preferencia personal es continuar con los directos en Informativos o te gustaría dar un giro a la profesión en el futuro?

Me encanta mi trabajo, me apasiona, y no sólo hago directos; también vídeos, a los que les dedico aún más tiempo y diría que más mimos. Soy feliz desde hace muchos años y venir cada fin de semana con la misma pasión e ilusión a la Televisión, me reconforta.

Los procesos de concentración que han vivido los principales canales y grupos de comunicación del país, ¿han sido positivos o negativos para el telespectador? ¿No es como si se hubieran unificado también los criterios, las líneas editoriales y hasta las formas de contar la mayoría de las noticias?

No lo creo. De hecho los grupos mediáticos no unifican contenidos. Casi diría que lo contrario. Las fusiones han supuesto que se mantengan diferentes líneas.

Si al periodismo, a la televisión y a las emisiones en directo se les añade la característica de formar parte del equipo de Informativos del Fin de Semana, ¿el cóctel es tan estresante y exigente como nos parece a los que estamos fuera?

Trabajamos 40 horas en tres días; sí es estresante, mucho. Además te aseguro que no desconecto entre semana, porque respondo mails, llamadas, voy pre-produciendo temas… El miércoles preparo las previsiones culturales para mi jefe y todo esto viviendo al revés. Es un no parar, jaja. Pero también te confieso que me ofrecieron irme de lunes a viernes y dije no. El finde me permite una variedad de temas que me enriquece y estimula y una libertad creativa que entre semana sería más complicada.

Ya en el terreno personal, eres originaria del municipio ourensano de Melón. ¿Consigues desconectar del trabajo en Madrid y regresar a tu casa familiar con mucha frecuencia?

La verdad, regreso poco al hogar. Soy como el turrón, en Navidades y fiestas de guardar. Eso sí, yo siempre presumo orgullosa de mi tierra. Es la ciudad donde he nacido y es la ciudad de los míos. Cierto que me he ido, que ya no vivo ahí, pero Ourense siempre habita en mí.

Melón es casi el punto intermedio en los viajes entre los calores de Ourense y la refrescante playa. Por tus fotos de perfil en redes sociales deduzco que tú eres más de costa y de palmeras que de interior. ¿O todo tiene su encanto?

Jajaja… Veo que te has informado bien. Ya te he dicho que yo siempre presumo de tierra y siempre digo que soy de Melón, Ourense. Y hablo del Monasterio, de las Pozas, y de todos sus tesoros. Y sí, todos los lugares tienen su encanto y son bellos, y más si la compañía es buena. A mí me encanta viajar pero es verdad que tengo debilidad por el mar.

¿Te sientes una profesional conocida y reconocida en Ourense y en Galicia? ¿Te gustaría que las instituciones se acordasen más de ti para participar y moderar actos?

La verdad, no me lo había planteado, pero sí, supongo que me conocen poco. Y lo de ser reconocida, como a todos ¿no? A todos nos gusta que valoren nuestro trabajo y más en tu tierra.

Rosa Conde y su pareja en un reciente viaje a la Ribeira Sacra

En Madrid, ¿sacas tiempo para seguir las noticias de ámbito local de Ourense y de Galicia? ¿También te gusta ese tipo de periodismo, el de los acontecimientos más cercanos y cotidianos?

Por supuesto, saco tiempo para toda la información; internacional, nacional, cultural, local... Hay que salir a la calle y escuchar. Yo siempre digo que “hago la calle” para contar historias.

Por último, Rosa, ¿qué planes profesionales tienes para la temporada actual y también para el futuro? ¿Conectas más con los medios tradicionales -prensa escrita, radio, televisión- o con el periodismo digital? ¿Te ves también impartiendo docencia?

Seguir disfrutando de trabajar un año más en Telecinco, y ya van 17. Ah y sí, la docencia seguro que también sería apasionante.

 

Te invitamos a seguir a Rosa Conde en Twitter  @rosacondetv