Propietarios del Hotel Costa Inn y de Viajes Florencia Tours

Su grupo empresarial está formado por siete hoteles y por un turoperador

Los hermanos Amando, Aurelio y José Carreiro Doval, originarios del municipio ourensano de Boborás (comarca de Carballiño), tienen en propiedad y gestionan en Panamá un grupo turístico formado por siete hoteles -entre ellos el Costa Inn y el Bella Vista, en la capital- y por el turoperador Viajes Florencia Tours. Sus empresas dan empleo a 25 gallegos establecidos en el país. Los clientes del grupo familiar Carreiro Doval proceden mayoritariamente de Brasil, Argentina, México y Estados Unidos.

Texto: Javier de Francisco © 

La constante adaptación define los más de 40 años de trayectoria del grupo familiar Carreiro Doval dentro del sector turístico de Panamá. A la inestabilidad de muchos de los países de procedencia de la clientela principal de sus empresas se ha unido en las últimas décadas el flujo inversor de grandes grupos hoteleros norteamericanos y españoles, con los que compiten gracias al gran conocimiento del mercado y de las claves turísticas de Panamá.

Los hermanos Amando, Aurelio y José Carreiro Doval llegaron al país en años diferentes, a comienzos de los setenta. El último en emigrar fue Aurelio, que se incorporó a los negocios familiares cuando éstos ya habían forjado una sólida base: “Yo llegué en el año 1976, pero mis hermanos ya habían emigrado antes. Por eso no tuve que empezar de cero. Siempre nos dedicamos al sector turístico, con pequeños hoteles familiares y con una agencia de viajes que tuvimos que reconvertir en turoperador cuando decayó la actividad local. Ahora traemos grupos de fuera, incluso de países europeos como Alemania y España, y les organizamos excursiones por Panamá”, relata.

Viajes Florencia Tours actúa como empresa mayorista de turismo, con una oferta que incluye excursiones de uno a cinco días de duración, y viajes y estancias en islas de la costa del Pacífico, entre ellas The John Wayne Island Taborcillo, que perteneció al actor John Wayne. Además, organiza desde Panamá viajes internacionales, como cruceros por el Caribe, Alaska, Europa, Haway, Sudamérica, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

 

 

Por otra parte, el grupo Carreiro Doval tiene otra línea de negocio tradicional basada en la gestión de hoteles en propiedad. Uno de ellos es el Hotel Costa Inn de la ciudad de Panamá, inaugurado en 1988 y en cuyas instalaciones se encuentra la sede del holding empresarial y también la sede corporativa de Viajes Florencia Tours. Entre este hotel tres estrellas de 106 habitaciones y las oficinas del turoperador generan 60 empleos directos, de los que 25 están ocupados por trabajadores gallegos, incluida la segunda generación de los Carreiro Doval.

 

 

 

Otro establecimiento en propiedad es el Bella Vista, ubicado en una zona céntrica de la capital del país, cerca de los grandes centros comerciales. Tiene 60 habitaciones y 20 apartamentos.

 

 

Aurelio Carreiro destaca que tanto él como sus hermanos se han especializado en la gestión de hoteles de tamaño intermedio: “Solemos trabajar establecimientos que tienen hasta 80 habitaciones y que fuimos abriendo cada uno de nosotros en épocas diferentes. Pero el sector cambió mucho en estos años. Desde hace algún tiempo se están instalando cadenas de otros países, como Estados Unidos y también de España, que ofrecen habitaciones en hoteles cinco estrellas a unos precios que nos han llegado a decir que están entre los 40 y los 50 dólares. Y así es muy difícil competir”, concluye.

Influencia del dólar

Además, otra dificultad añadida está vinculada al tipo de cambio de la moneda norteamericana: “Con el dólar fuerte frente al euro, como está ocurriendo ahora, baja mucho la llegada de turistas europeos. Pero es que al mismo tiempo también baja la de turistas norteamericanos y de otros países de América, que ahora tienen la oportunidad de viajar más barato a Europa”, explica Aurelio Carreiro.

Con todo, a base de esfuerzo, de posicionamiento de mercado y de un buen conocimiento del sector turístico de Panamá, los hoteles del grupo Carreiro Doval consiguen mantener un buen nivel de ocupación.

Por otra parte, y al margen de los negocios, los tres hermanos conservan los mismos lazos de siempre con Galicia. Las tres familias regresan frecuentemente a la comarca de Carballiño, en donde pasan temporadas todos los años, aprovechando períodos de rotación en la gestión de las empresas.