Socio y administrador del Restaurante Kasalta

Su local, con 60 empleados y 800 clientes al día, se popularizó en 2011 cuando almorzó allí el presidente Obama

Está situado en Ocean Park, junto a la mejor playa de San Juan, es uno de los grandes referentes gastronómicos de Puerto Rico, recibe una media diaria de 700 clientes por la semana y de mil en fin de semana, y por supuesto sus propietarios son gallegos. Uno de ellos es su administrador, Jesús Herbón Paradela, que emigró desde Baralla (Lugo) en 1985. Hace cuatro años, en junio de 2011, su popularidad tocó techo por servirle en su local un almuerzo (dos croquetas y un sándwich mixto) al presidente estadounidense Barack Obama.

Texto: Javier de Francisco © 

El restaurante Kasalta ya tenía el afecto y el aprecio de la sociedad portorriqueña antes de ganarse la confianza de Barack Obama durante un viaje presidencial a la isla en 2011. Pero ese día su popularidad cruzó fronteras, al igual que la del lucense Jesús Herbón, después de servirle al presidente de Estados Unidos un almuerzo de “dos croquetas con receta gallega y un sandwich de jamón y queso”, recuerda.

 

 

 Fue durante un encuentro entre Obama y el líder demócrata local Alejandro García Padilla. Aquel 14 de junio de 2011, la Agencia Efe abría la crónica del acto político relatando que “la cafetería donde almorzó Barack Obama en San Juan se ha convertido en referencia popular del viaje del presidente estadounidense a Puerto Rico, un negocio de éxito fundado por un humilde emigrante gallego hace 23 años. El estatus político, el incremento de ayudas económicas y los planes energéticos alternativos para la isla quedaron ensombrecidos para los puertorriqueños por el almuerzo de Obama el martes con el líder del opositor Partido Popular Democrático (PPD), Alejandro García Padilla, en la cafetería Kasalta. El mediático encuentro de García Padilla -de tendencia demócrata- con Obama, que restó protagonismo al que mantuvo con el propio gobernador Luis Fortuño, llevó a las portadas de la prensa y las televisiones locales un negocio que representa una historia de más de 20 años de trabajo”.

 

 

Cuatro años después, Kasalta sigue siendo un local familiar para los residentes y una parada obligada para los turistas.

  • ¿De qué zona de Galicia es usted originario y en qué año emigró?

Soy de Pacios, en el ayuntamiento de Baralla, perteneciente a la provincia de Lugo. Llegué a Puerto Rico en 1985 desde Galicia.

  • ¿Qué motivos le llevaron a emigrar a Puerto Rico?

Una invitación de una tía mía que ya vivía ahí, pero también se debió a la mezcla con la situación económica que tenía Galicia en esos años, ya que había muy pocas oportunidades reales y fructíferas para los jóvenes de mi generación.

  • ¿A qué se dedicó antes de convertirse en socio y administrador del Kasalta?

En España siempre me dediqué al mundo de la hostelería, si bien cuando llegué a Puerto Rico comencé trabajando en el sector textil. Pero en el año 1988 regresé a lo que conocía, en Kasalta.

  • ¿Cuántos años lleva funcionando el local y cuáles son sus especialidades?

Llevamos 29 años bajo nuestra administración; es decir, el negocio ya existía y se compró en ese momento. Somos panadería, pastelería, cafetería, delicatessen, y desde hace unos diez años nos hemos centrado mucho como restaurante a la carta un poco más especializado, y con una carta de vinos amplia, en la que contamos con referencias de varios países. La materia prima de mercado y fresca es el elemento principal que nos distingue. Tenemos taller obrador y todo los platos y productos preparados que vendemos en el local son elaborados por nosotros.

  • ¿Los anteriores propietarios de Kasalta eran empresarios locales o también españoles? ¿Usted lo compró en sociedad con otros inversores? ¿Actualmente es el único socio?

El anterior propietario era cubano, ya que el nombre de Kasalta viene copiado de un negocio que todavía hoy existe, y que estaba en la zona de Miramar, en La Habana. El de que aquí fue comprado en sociedad con otros cuatro socios en ese momento, tres de ellos fundamentalmente como inversores que ya tenían negocios de ese estilo en San Juan. Actualmente soy el único socio, desde hace poco tiempo.

  • ¿Es uno de los negocios de hostelería más grandes y diversificados de San Juan?

Es un negocio muy peculiar, porque tenemos un concepto de muchas cosas en una, pero sin apenas ningún problema de confundir al público. Es grande como se puede apreciar en las fotos de la web y, en efecto, sí que es de los de mayor tamaño, y donde tenemos ofertas de renglones muy variados.

  • De media, ¿a cuántos comensales atienden por semana o por mes?

Pueden entrar en día de semana entre 600 y 800 personas diarias, mientras que los fines de semana la clientela aumenta hasta un promedio de mil personas al día.

  • Usted se hizo popular por servir un sándwich y croquetas al presidente Obama. ¿Qué recuerda de aquella experiencia? ¿Le ayudó a ganar popularidad en la isla? Supongo que serían croquetas con receta gallega...

La experiencia es inolvidable y maravillosa. Tener en tu casa al presidente más poderoso del mundo, y que además el servicio secreto norteamericano te pida que lo recibas al entrar dándole la bienvenida a tu local, me hizo sentir también a mí como un presidente. Fue fantástico. Además tuve el privilegio de atenderlo personalmente y de charlar un poco con él. Es una persona muy cercana y amable, y tengo unas fotos y una carta enviadas desde la Casa Blanca que quedarán para el recuerdo, de la misma forma que siempre me quedará grabada en mi sistema la experiencia vivida. Impresionante, la verdad.

 

 

Lo de la popularidad fue un flash del momento. Afortunadamente siempre fui bastante popular aquí, pero claro, a raíz de la visita de Obama, en las primeras semanas salí mucho en los medios de comunicacion.

Las croquetas, como todo, siempre llevan algo de la tierra gallega, aunque adaptándose al gusto de los sabores de aquí.

  • ¿Qué otros personajes conocidos han visitado su establecimiento?

Hilary Clinton, Joaquín Cortés, Fernado Romay, y un sinfín de actores, políticos , periodistas -y un largo etcétera- tanto locales como de Estados Unidos.

  • Entre las secciones de restaurante, panadería, pastelería y delicatessen, ¿cuántos empleados tienen en total?

Tenemos cerca de 60 empleados trabajando a jornada completa.

 

 

  • ¿Tiene nuevos proyectos empresariales para poner en marcha en los próximos años?

Siempre hay que llevar la cabeza funcionando y algo se puede estar cociendo, pero siempre desde la calma y la seriedad, ya que los tiempos económicos no están para aventuras por estos lares. Las cosas tienen que madurar bien para que estén en el punto perfecto al salir a la palestra.

  • ¿Todavía mantiene mucha relación con Galicia? ¿Viene aquí con frecuencia?

Mantengo toda la relación posible con Galicia; viajo siempre que puedo a visitar a mis padres y al resto de la familia y a mis amigos. Me gusta estar conectado siempre con mi tierra.

  

 

 

Entrevistas