Empresario del sector de la hostelería, fundador del grupo de restaurantes El 10

Grupo El 10, la combinación de cocina española y argentina que triunfa en Perú

El empresario coruñés Marcos Contreras es uno de los referentes de la cocina de autor en Perú, país en el que se estableció en el año 2005. Grupo El 10 está formado por tres restaurantes en la capital, Lima. Facturan más de 2,5 millones de euros y generan 65 empleos. A punto de cumplir los 45 años de edad, su fundador resume las razones que le han llevado a Perú y el origen familiar de su vocación por los fogones: “El motivo que me llevó a salir de Galicia y a establecerme en este país... Hmmmmm, mi mujer. En Galicia trabajé muy poco, pero de lo poco que hice allí fue en La Estrella Galicia, en el local de Los Arenales, en La Coruña. La idea de dedicarme a los restaurantes fue culpa de mi madre, ya que cocina como los dioses y desde los 19 años yo no me dedico a otra cosa que no sea cocinar”, recuerda.

Texto: Javier de Francisco ©

En la presentación de su grupo de restaurantes, Marcos Contreras resume que “El 10 Carnes y Vinos es el resultado de una gran trayectoria y experiencia en el mundo de la gastronomía. Desde nuestros inicios, en el 2005, compartimos la fusión de España y Argentina, dos países que comparten una gran pasión, la cocina. Paso a paso, hemos ido conquistando un lugar en el paladar de nuestros comensales. ¿La receta? mucha pasión, los mejores ingredientes, todo a buen fuego cubierto con la misma dedicación de la comida casera. El resultado: una carta que nunca deja de sorprender y grandes experiencias”, asegura el empresario coruñés, aunque con origen familiar en la localidad lucense de A Fraga (Friol).

Llegó a Perú en el año 2005 con poca experiencia profesional y con una atrevida apuesta consistente en fusionar la cocina española y argentina en un tercer país, a orillas del Pacífico. Una década después, los resultados demuestran que ha acertado con la receta. Grupo El 10 sitúa su facturación anual media por encima de los 2,3 millones de euros y ya suma tres locales en la capital peruana: Miraflores, un tres tenedores con capacidad para 60 personas; Plaza Norte, con cuatro tenedores y espacio para 140 comensales; y El 10 Plaza de Armas, con cinco tenedores y capacidad para 198 clientes.

Entre los tres restaurantes generan 63 puestos de trabajo, repartidos entre cocineros, ayudantes, personal de mesa, cajeras y valet parking. El propio empresario reitera que el éxito de la enseña radica “en una carta que nunca deja de sorprender, en la calidad de los productos, en el trato amable y en la política de precios sin excesos”.

Antes de emigrar a Perú cuando contaba 32 años, Marcos Contreras trabajó en el sector de la hostelería en su ciudad de origen, A Coruña, en locales como La Cervecería de Estrella Galicia. Resalta que convive con los fogones desde que tiene 19 años, por influencia de las dotes culinarias de su madre, y dice sentirse más lucense que coruñés, ya que su familia es originaria de A Fraga (Friol).

En plena experiencia empresarial en Latinoamérica, el impulsor del grupo de inversiones El 10 tiene un mensaje muy directo para la generación de gallegos que sigue sin encontrar oportunidades en el mercado laboral de sus ciudades y de su comunidad: “Yo les diría a los jóvenes de Galicia que cojan sus maletas y que le echen valor a la vida, porque hay otros puntos en el mundo en donde se necesita de ellos. Si esperan a que la situación actual termine y mejore, habrán perdido unos años que nunca recuperarán”, enfatiza.

Fusión de tres cocinas

En la carta de los restaurantes El 10, las especialidades de la cocina española y argentina comparten protagonismo con platos típicos de Perú. Así, el menú puede incluir pulpo a la gallega, tortilla española y pimientos del piquillo, pero también empanadas salteñas, mejillones patagónicos, chinchulines a la brasa o pasta con crema huancaína, tan característica de la cocina peruana.

Con los tres restaurantes de Lima plenamente asentados, el plan de negocio de Grupo El 10 contempla expandir esta propuesta gastronómica a otras zonas de Lima, como el distrito de Chorrillos, e iniciar el desembarco en otras ciudades de Perú, comenzando por Trujillo.

En todo caso, Marcos Contreras no se obsesiona con la urgencia de nuevas aperturas de locales y matiza que el ritmo lo irán imponiendo factores como “la economía del país y su estabilidad política, sobre todo en las regiones más apartadas de la capital. Ahora mismo la economía peruana está en auge, ya que es un país al que le faltaba de todo y en consecuencia sólo podía crecer. Pero el crecimiento se puede ver interrumpido en cualquier momento”, señala Marcos Contreras.

Para conocerles mejor :

PÁGINA WEB OFICIAL

FACEBOOK