“Isidro

Supervisor técnico de Informática para el Sistema de Educación de Nueva York (NYCDOE) y propietario de la empresa instaladora D´Beiro

“Empecé haciendo un trabajo ocasional para el Instituto Cervantes y, por el boca a boca, abrí una empresa tecnológica en Nueva York”

Llegó a Nueva York en 1985, a los ocho años de edad, procedente de Louro, en el municipio de Muros (A Coruña). De esa época recuerda que “empecé tercer curso sin saber papa de inglés” y acostumbrado a una vida “en la que hay más libertad que aquí”. Otra imagen imborrable es la de su primera visita a Galicia, que se demoró seis años “por temas de inmigración”, y de la que nunca olvidará que “al pisar tierra en el aeropuerto de Santiago, me puse de rodillas y besé el piso; es un amor propio que uno tiene al país donde nació y donde conserva tantos recuerdos”. En el ámbito personal, José Isidro Tajes fue fiel a la tradición de docenas de matrimonios formados en Casa Galicia: “Ahí fue donde conocí a mi mujer, que es de Palmeira (A Coruña) pero nacida en Estados Unidos. Tenemos tres hijos”. La actividad profesional de este muradano se reparte entre su puesto de supervisor técnico de Informática para el Sistema de Educación de Nueva York (NYCDOE), al lado de la canciller de las escuelas públicas de NY, la también gallega -de Sada- Carmen Fariña, y las horas adicionales que le dedica a su empresa, D´Beiro, centrada en la instalación de equipos de seguridad, informática y telecomunicaciones en edificios, viviendas y centros de trabajo. Entre sus clientes se encuentra la firma gallega -Trison- que se encarga del equipamiento de vídeo y audio en las tiendas de Inditex y Carolina Herrera por todo el mundo.

Texto: Javier de Francisco © 

 ¿De qué zona de Galicia es usted originario y en qué año emigró a Estados Unidos? Por el patrocionio que hace de varios equipos de fútbol de la comarca del Barbanza, intuyo que usted es de esa zona de la provincia de A Coruña...

Yo nací en el año 1977 en un pueblo llamado Louro, en el Concello de Muros. Emigré a los Estados Unidos, en concreto a Nueva York, el 16 de Junio de 1985, cuando mi padre ya llevaba aquí un año trabajando. Me casé en el año 2002 con mi mujer, que es de Palmeira, pero ya nacida aquí. El pasado verano fuimos de vacaciones a Galicia, como hacemos todos los años en el mes de agosto, y patrociné a los equipos de fútbol del Louro y del Palmeira. A uno con sudaderas, el Louro, y al otro con camisetas de entrenamiento, el Palmeira, en ambos casos con el logo de mi empresa D’Beiro. Te explico un poco cómo salió el nombre D’Beiro. Ya sabes que en Galicia a mucha gente se le conoce por los apodos que se les dan a las familias de generaciones atrás. Bueno, pues nosotros, en Louro, somos la familia Beiro. Por eso, cuando abrí la empresa fue el primer nombre que se me ocurrió y ahora ya se está familiarizando con la gente, aquí en Nueva York.

 

 

 

¿Cómo fueron sus inicios en el país? ¿En qué trabajó antes de crear su propia empresa?

Como dije, me trajeron mis padres en 1985 con 8 años y empecé tercero sin saber “papa” de inglés. Al principio fue un poco difícil porque estás acostumbrado a otra vida; en Galicia hay más libertad que aquí y allí dejé muchos amigos al venirme. El tiempo fue pasando y yo creciendo, pero no pudimos volver a Galicia hasta los 14 años por temas de inmigración. Ese día, al pisar tierra en el aeropuerto de Santiago, me puse de rodillas y besé el piso; es un amor propio que uno tiene al país donde nació y donde conserva tantos recuerdos, aunque yo solo tuviera 8 años cuando me fui. Bueno, a partir de los 14 años volví de vacaciones todos los veranos y fui relacionándome con los amigos del pueblo una vez más.

En Nueva York, al mismo tiempo mientras pasan los años, vas creciendo y haciendo una vida propia. Me casé con mi mujer, a la que conocí en Casa Galicia, y tenemos tres hijos (Isabel, Alina y David). Yo soy ingeniero informático para la ciudad de NY y mi mujer es profesora para las escuelas públicas de la propia ciudad. Un día me llama un amigo preguntándome si hacía trabajos a parte, ya que le hacía falta un técnico informático para hacer unas mejoras en el Instituto Cervantes de Nueva York. Empecé haciendo ese trabajo ocasional y por mediación de ellos me llamaron el Consulado de España, la Misión de España y también el embajador español para hacerles servicios técnicos en sus oficinas y casas. Así fue como en 2009, por el boca a boca, decidí abrir mi empresa D’Beiro Inc. y desde entonces también empecé la instalación de cámaras de seguridad en edificios, oficinas y casas.

 

  

Abarca entonces seguridad, informática y telecomunicaciones. ¿Pero cuál es la principal línea de negocio?

Junto con la seguridad, hacemos la instalación de cableado y servidores de red, y todo lo que tiene que ver con la Informática y las telecomunicaciones. En 2014 me contactó Trison, una empresa gallega que le hace las instalaciones de vídeo y audio a todas las tiendas de Zara y Carolina Herrera por todo el mundo. Justo cuando me llamaron, yo me marchaba de vacaciones a Galicia y me coincidió muy bien para pasar por sus oficinas en A Coruña. Allí firmé un contrato con ellos para hacerles el servicio técnico de todas las tiendas en Nueva York. Desde entonces, les he instalado sistemas completos de vídeo y audio en dos tiendas de Zara y el servicio informático en casi todas las tiendas que tienen en el estado de Nueva York.

Otro producto que ofrece a sus clientes es un equipo que agrupa la oferta de canales de televisión gallegos y españoles. ¿Tiene mucha demanda ese servicio? ¿Lo comercializa como TV por cable?

La caja digital D’Beiro TV, como le llamo, fue una idea que puse en marcha porque aquí a los gallegos les encanta ver los canales de España y estar informado de lo que pasa allí. Al mismo tiempo, anhelan poder ver el “Luar” y series de televisión gallegas y españolas. Empecé a discurrir y me dio por hacer esta caja, que necesita Internet para poder ver los canales, ya que usa una serie de links. Lo que me llevó más tiempo fue conseguir tener yo acceso a esas cajas por si los links de Internet cambian... Bueno, pues lo conseguí. Todas las cajas que comercializo se conectan a mi servidor y de él es de donde leen los links para los canales, así que si una cadena cambia de link, yo lo que hago es modificarlo en el servidor y la caja ya recibe el nuevo automáticamente. Ahora también comencé a poner publicidad de empresa en el menú principal. La verdad es que nunca pensé que me fuera tan bien con las cajas; ahora mismo tendré unas 100 unidades vendidas e instaladas en los estados de New York y New Jersey, y unas 15 o más repartidas por otros estados del país. Como lo único que necesitan es conexión a Internet, se pueden usar en cualquier lugar del mundo.

De los clientes que le han solicitado la caja de TV por Internet, ¿qué canales españoles o qué programas, además de “Luar”, quieren seguir con mayor interés?

A la mayoría de la gente le gusta ver la Televisión de Galicia, porque es la que se extraña más y nunca hubo la opción de poder ver las otras hasta ahora. Yo les doy la oportunidad de ver La Sexta, Telecinco, Cuatro y la mayoría de los canales españoles. La gente puede ver todo en vivo de España o también tiene la opción de verlo “a la carta”, lo que es una ventaja para quienes trabajan y están fuera de casa durante el día.

En general, en las tres líneas de negocio de D´Beiro, ¿la mayor parte de sus clientes son de origen gallego y español, o norteamericanos?

La mayoría de mis clientes son gallegos y de otras zonas de España, pero en los últimos años también he hecho trabajos para muchos americanos en cuestión de cámaras de seguridad e informática. Así, por ejemplo, le instalé ocho cámaras a una iglesia situada en el Bronx y también instalé 24 cámaras en un edificio en Brooklyn, de dueños americanos.

¿Cuántos empleados tiene su empresa y cuánto factura al año?

Tengo unos cinco empleados con los que cuento para hacer los trabajos. A parte de Trison y las empresas españolas, la mayoría de mis trabajos son durante el fin de semana. Dependiendo del tipo de instalación, llevo los operarios que me hacen falta en cada proyecto. De momento, la cifra de negocio no es muy significativa.

¿Tiene previsto ampliar la actividad de D´Beiro en el futuro o realizar nuevas inversiones y proyectos? ¿En qué consistirán?

Siempre estamos dispuestos a poner en marcha cualquier inversión o proyecto; una cosa que aprendí en este país es a no tenerle miedo al trabajo y a aprender todos los días.

¿Su empresa solo opera en el área de Nueva York o está implantada en otras zonas de Estados Unidos?

Nuestros trabajos por mayoría son en Nueva York, pero ya he atendido encargos en New Jersey y Pennsylvania. Con Trison ya me han llamado para realizar obras en la Florida, pero como dije el 90% son aquí, en New York.

¿Usted y su familia mantienen mucha relación con Galicia? ¿Regresan con frecuencia?

Vamos a Galicia todos los veranos en el mes de agosto. Mis clientes ya saben que durante ese mes D’Beiro no hace trabajos, con la salvedad de Trison, para la que siempre queda un técnico de guardia. Tengo mucha familia en Galicia, y tanto a mí como a mi mujer y a mis hijos nos encanta veranear en la Rías Baixas.

 

 

A parte de la empresa, ¿trabaja como informático en algún organismo?

Soy uno de los supervisores técnicos de Informática para el sistema de Educación de Nueva York (NYCDOE); trabajo directamente con la canciller de las escuelas públicas de NY, que también es gallega, de Sada (A Coruña), Carmen Fariña. Trabajo de 7 de la mañana a 3 de la tarde de lunes a viernes, y a partir de las 3 de la tarde es cuando me empieza la jornada en D’Beiro durante la semana, ya sea como soporte técnico para el Instituto Cervantes, para el Consulado Español, para la Misión de España o para alguna de las tiendas de Zara por encargo de Trison. La instalación de cámaras de seguridad la dejo para el fin de semana, ya que por lo normal requiere como mínimo un día completo de trabajo.

 

  

 

 

Entrevistas